top of page

Dale un nuevo aire a tu guardarropa y un respiro al planeta

A través de los últimos años la humanidad ha tomado una mayor madurez en temas como la sustentabilidad, sobreexplotación de las riquezas naturales, la desorbitante producción de residuos, la sobrepoblación que demanda servicios, y un infinito etc. Esos temas nos hacen pensar en cómo podemos contribuir a ayudar a nuestro medio ambiente. Si a esto sumamos una pandemia que modificó totalmente nuestro estilo de vida, tendremos como resultado el hecho de que también nos ha enseñado (por fin) a ser más cuidadosos con nuestra salud y medio ambiente.

Estas nuevas vertientes han impactado diversos sectores productivos, particularmente el de la moda, haciéndola inclinar hacia la aceptación y respeto por la naturaleza; y esto, sumado al desarrollo de la tecnología, ha abierto la posibilidad a un diseño total y una economía más circular; la indumentaria ha dejado de ser un objeto material que sirve para cubrir el cuerpo, para pasar a ser un objeto al que se le pueden asignar múltiples significados.


Actualmente, se vuelve a dar valor a los productos artesanales y que comulgan con el “Eco

Diseño” en sus procesos de producción. También se valora la ropa vintage, así como adquirír productos en locales de outlets, los cuales tienen la ventaja de conservar la misma calidad, pero a un precio mejor, además, los usuarios comienzan a realizar intercambios y a vender lo que ya no usan por diferentes plataformas web reduciendo con ello la contaminación.


Conceptos como el upcycling o reciclado de prendas ayudan a definir temas que se refieren a la transformación de productos usados ​​(o que pudieran ser innecesarios) en productos de nuevo valor; por tanto, ampliando su tiempo de vida por medio de una revalorización del material.

Y es que no solo se trata de ecología, sino de aprovechar mejor los recursos y los medios como el económico. Antes de gastar en una nueva prenda revisa tu armario y hazte esta pregunta:

¿qué puedes reutilizar?

Aquel pantalón o vestido que talvez dejaste porque ya no te quedaba, puedes darle una segunda oportunidad: añade tela en cintura, cadera o pierna; inclusive, dar un efecto interesante al combinar con otras telas. Ahora, si te queda grande alguna prenda, como dice el dicho: más vale que sobre y no que falte, con seguridad tiene solución y la propuesta será un ajuste indicado con alfileres, nuevas marcas para coser, algunos botones… y ¡listo! Un vestido nuevo fácilmente.

Aquella chamarra de piel sintético que por el uso o el sol empieza a cuartearse, maltratada de los puños, cuello o incluso el cuerpo, puede estar a tiempo de una reparación: reemplazamos la tela afectada por una parecida en tono o contrastante como gamuza, vinil, lana o terciopelo y después le damos un tratamiento a la piel para humectarla, luego, la guardamos alejada del sol lo más posible para evitar siga agrietándose. Personaliza y agrega valor con elementos decorativos como lentejuelas, parches, bordados, flecos, cintas etc. son perfectas para personalizar o modificar tus prendas.

Algún vestido que ya no te favorece, el vestido de maternidad con el talle muy corto y falda larga con exceso de tela en la cintura, te doy una idea: deshazte del top y conviértelo en una falda más a tu estilo. Voilá una falda chic para usar con botines

¿Ha heredado prendas familiares?, como abrigos, sacos o pantalones que te obstinas en conservar por ser de buena calidad, por los recuerdos que guarda y que a pesar de los años se sigue conservando intacta. Basta una ida al sastre para que esas prendas recobren vida al ajustarlas a tu cuerpo o darle el toque moderno, por ejemplo, cambiando las solapas a unas más angostas y que contrasten con la tela original.

En Medida Mía seguro encontraremos la mejor solución para esas prendas que claman una segunda oportunidad, de esa manera te verás increíble, luciendo a la moda, ahorrando unos pesos y dándole a la tierra un respiro que tanto le hace falta.


30 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page